Cómo utilizar la inteligencia artificial en la formación e-learning

Los sistemas de inteligencia artificial se alimentan de una serie de datos para ofrecer respuestas predefinidas. Se trata de simular la inteligencia humana en máquinas y, principalmente, en sistemas informáticos con el fin de conseguir que éstos sean capaces de tomar decisiones por sí mismos. Pero, ¿cómo podemos utilizar la inteligencia artificial en la formación e-learning?

El correo electrónico que conocemos como ‘spam’ es un buen ejemplo para abordar este tema, y es que el sistema aprende a reconocer mediante el análisis de datos determinado contenido que considera inapropiado y lo envía a otra carpeta de nuestro e-mail. Al igual que la inteligencia humana, los sistemas de inteligencia artificial asimilan la información para luego clasificarla.

Pues bien, estos sistemas de inteligencia artificial pueden llegar a ser realmente útiles a la hora de abordar una formación e-learning, ya sea como alumno, docente u organizador.

Entre las principales utilidades, destacan:

  • La gran adaptabilidad de los sistemas de e-learning a los diversos estilos de aprendizaje, ya que puede ofrecer contenidos didácticos en función de la reacción de cada alumno ante estímulos concretos.
  • La identificación de posibles necesidades, carencias o problemas del material didáctico de un curso en particular.
  • La recopilación de datos externos al curso, que complemente el material de forma útil y práctica para el alumnado.
  • La predicción del comportamiento de los alumnos gracias a los sistemas de Machine Learning, que permiten reforzar los contenidos más complejos de cara a los alumnos.

 

 

Además, podemos afirmar que los sistemas de inteligencia artificial ofrecen al alumnado una experiencia de aprendizaje única y personalizada, mediante planes formativos específicos para cada persona. En este sentido, un sistema de inteligencia artificial puede ser utilizado como dinamizador de un curso en concreto motivando al alumnado, recordándole la realización de determinadas tareas, ofreciéndole consejos y enviándole un feedback de los trabajos entregados, entre otros aspectos.

Con todo, sistemas de inteligencia artificial como chatbot ofrecen servicios de asistente virtual, por lo que en cualquier momento, el alumnado puede ponerse en contacto con la organización del curso y resolver dudas en pocos minutos. Algo realmente útil tanto para el organizador del curso como para el alumnado.

Estos sistemas ayudan a enriquecer y amenizar la experiencia de aprendizaje del alumnado, puesto que ponen a su disposición un recurso las 24 horas al día, que complementa su formación.

Así, podemos afirmar que la formación e-learning se complementa con un buen tratamiento de la inteligencia artificial, ¿no crees?

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2016 Campus y Empresa by Opem Universidades | Política de Privacidad