Entrevista a Olga Jornet Amat – Experta en Metodologías Ágiles

Os presentamos la entrevista a Olga Jornet Amat, Facilitadora de Metodologías Ágiles de Innovación y experta en el emprendimiento de proyectos, con la que estamos encantados de contar entre nuestro equipo de formadores. En esta entrevista Olga nos explica lo que es el Design Thinking y las metodologías ágiles, su utilidad al aplicarlas en la empresa y lo que necesita nuestra compañía para realizar una formación basada en estas metodologías para abordar proyectos a través de ellas.

 

 

 

 

«Soy Facilitadora de Metodologías Ágiles, trabajo en el área de Innovación del centro Europeo de Empresas de Innovación. Me encanta trabajar en temas de innovación y de aplicarlas en el campo de organización de la empresa. Además, llevo mucho tiempo trabajando en el campo del emprendimiento. 

 


 

¿Cómo puede ayudar el Design Thinking en el ámbito empresarial? 

 

El Design Thinking es una metodología ágil, una herramienta de trabajo a través de una serie de capturas de imagen, de trabajar con la expresión visual, que trata de aunar los deseos de los usuarios con lo que es realmente factible y que tenga una viabilidad económica. 

 

Se trata de co-crear y diseñar centrándonos en el usuario. Es un diseño en el que tratamos de empatizar con nuestro futuro usuario o actual (en función de la situación en la que estemos), ver realmente cómo es, qué le preocupa, qué necesidades tiene y cómo trata de resolverlas. A partir de ahí, se trata de crear con un pensamiento totalmente divergente, donde abrimos foco y tratamos de pensar en nuevas formas de resolver las necesidades de nuestros clientes. 

 

Al final, no se trata de implementar sin más, sino de testar y probar en primer lugar. Se crea un prototipo, realizamos una serie de pruebas y testeos en entornos reales, validando la mejor solución para el cliente. 

 

En resumen, el Design Thinking es una metodología ágil, una forma de abordar la innovación, frente a un escenario de cambios frecuentes e incertidumbre: 

 

  • Comprendiendo y observando al usuario
  • Generando usuarios/clientes tipo
  • Generando ideas
  • Constuyendo prototipos o pruebas
  • Aprendiendo rápido del entorno real
  • Aportando soluciones viables

 

 


 

En cuanto a herramientas Agile, ¿Qué son y cuáles destacarías por su utilidad en la empresa?

 

El tema Agile es un concepto muy de moda. Hablamos de una manera nueva de enfocar los problemas en el ámbito empresarial. La creación de esta visión se remonta a la época industrial con los cambios que se produjeron en Toyota, implementándolos ahora con diferentes campos de trabajo en la empresa. 

 

Podemos diferenciar todo el tipo de maneras de trabajar que utilizan herramientas. Se trata de un cambio organizacional desde la cultura. Trabajaríamos en primer lugar la cultura, y después pasaríamos a la organización, lo que nos derivaría a equipos y personas, y a marcos de trabajo diferentes y herramientas. 

 

Nos permite ser más eficientes de la manera más rápida posible, evitando el error a largo plazo. De esta forma, podemos entregar lo antes posible siendo lo más eficientes. 

 

“Los métodos Agiles nos ayudan a comprender y resolver los problemas, a través de las personas, desde una perspectiva innovadora, a través de herramientas orientadas a la obtención de resultados eficientes”.

 


 

¿Cómo debe ser una formación en herramientas ágiles para que tenga un impacto positivo en las compañías?

 

Lo primero que ha de tener es una actitud orientada al cambio y una cultura predispuesta a ello. El Agile no es una solución a un problema puntual, sino que es un cambio en la visión y manera de enfocar a nivel cultural. 

 

La formación habría de ser eminentemente práctica, con equipos multidisciplinares, porque al final un equipo ágil es organizado que reúne todo el conocimiento necesario para desarrollar la tarea. Esto no significa que todas las personas tengan el mismo conocimiento, sino que es el equipo, el conocimiento en conjunto a través de la suma de los individuos. 

 

La formación tendría que ser práctica, donde se desarrolle un modelo o caso donde se implementen realmente este tipo de metodologías.

 

*Por tanto:

 

 

  • Cultura orientada al cambio. 
  • Organiza equipos multidisciplinares
  • Desarrollar una formación experiencial y aplicada.

 

 


 

Si tuvieras una compañía donde no se ha empezado a implantar herramientas y metodología orientadas a la innovación, ¿por dónde comenzamos?

 

Si tuviera que empezar desde cero en una empresa, dependería del tamaño. Si hablamos de una gran empresa o internacional, tendríamos que ir a un área pequeña de la compañía, y si estamos hablando de una Pyme, donde podríamos ir a un alcance mayor. 

 

Tendríamos que hacer una evaluación a través de una serie de observaciones, conocer la cultura desde dentro (la que se ve en la compañía y no la que se cuenta), y realmente ver las áreas de trabajo en las que se puede desarrollar. Es importante conocer el objetivo de la empresa, el motivo por el que lo quiere hacer. En función de esto, se haría un proceso o proyecto de transformación cultural y organizacional a un formato de desarrollo ágil. 

 

Por supuesto, contando con la Dirección, quien tiene que apoyar y respaldar la incorporación de este nuevo método de trabajo en la empresa. 

 

En definitiva: 

 

  • Observar  diagnosticar
  • Entender y consensuar los objetivos de la empresa
  • Desarrollar proyecto de transformación ajustado a su cultura y valores»

 

 

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *