Opem Universidades - info@opemuniversidades.com

La decoración navideña fomenta el compañerismo

 

Diciembre. El mes de las festividades. De las ilusiones, alegrías, de las emociones, e incluso, para algunos, el mes de las tristezas.
Como comentan últimamente en la radio, existe el mismo número de búsquedas de amo la navidad como de odio la navidad.

 

 

¿Y qué hay de diferente en este mes navideño? ¿Qué es lo que le afecta a la gente para que se emocione?

 

Las comidas, las luces navideñas, las reuniones familiares, los regalos, la decoraciones, el árbol de Navidad, las bolas, los calcetines… Un sinfín de acontecimientos que, a nivel personal, te acaban afectando de una manera u otra.

 

Pero, ¿alguna vez te has preguntado en cómo puede afectarte la Navidad en tu empresa?

 

Bien es sabido que, para muchos comercios, la época de la Navidad es un incentivo muy grande en sus ventas. La decoración navideña es clave para fomentar las ventas del comercio. 

 

Durante estos días, los comercios aumentan sus ventas hasta más de un 20% de su facturación anual. En definitiva, una época que repercute totalmente a los clientes.

 

¿Y cómo te puede afectar a ti como trabajador?

 

En primer lugar, la propia Navidad afecta de forma diferente a nuestros trabajadores. Parece que este periodo ilumina y llena de ilusión a todos, pero también hay quien, por distintos motivos, lo pasa mal en estos días.

Uno de los objetos de estudio de DaWanda ha sido la decoración navideña en las oficinas.

Muchas veces se convierte en una actividad grupal que fomenta la comunicación entre empleados. El 81% de los encuestados opina que la decoración navideña mejora el ambiente laboral y las relaciones entre compañeros

Además, aunque el 58% de las empresas decora el lugar de trabajo con motivo de la Navidad, son los propios empleados los que se encargan de ello, lo que, finalmente, permite que se trabaje en equipo y fomente el compañerismo.

 

El amigo invisible: cada vez más frecuente en las oficinas

 

La Navidad es también tiempo de regalos, y cada vez es más frecuente recurrir a la celebraciones tales como el “amigo invisible”, para saber a quién regalar de una manera aleatoria y divertida.

Según el mismo estudio, el 25% de las empresas realiza esta actividad, aunque, a la hora del reparto, 1 de cada 5 confiesa que intercambia la papeleta con otro compañero porque el que le había tocado no le cae del todo bien.

 

Por eso, desde Opem, os animamos a fomentar el espíritu navideño es vuestros comercios y así, con ello, fomentar también el compañerismo y la involucración de unos con otros.

¡Feliz Navidad!

 

Equipo de  Opem

 

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2016 Campus y Empresa by Opem Universidades