¿Volver a casa por Navidad o irnos de viaje? Sea como sea, desconecta.

Llegan las Navidades, unas fechas que no dejan a nadie indiferente. Cada uno tiene su particular forma de afrontarlas, a unos les encantan y a otros no les gustan tanto. Desde Opem te recomendamos que, ante cualquier punto de vista, las aproveches para tomar unos días de descanso, bien para volver a casa, o bien para viajar y explorar otras culturas.

 

Y es que aunque el Marketing y la Comunicación de estas fechas nos ponen las Navidades como sinónimo de familia, amor, generosidad y felicidad, también son fechas de apreciar lo que hemos conseguido y tomarnos un merecido descanso, que nos ayude a retomar el año próximo con las energías renovadas e ideas nuevas.

 

 

Tanto si lo que queremos es disfrutar en el hogar, como si es aprovechar para hacer una escapada y viajar, aquí tienes 5 razones para desconectar y descansar en las Navidades:

 

  1. Mejorar la comunicación eficaz. Vivas lejos o no, estas son las fechas en las que todos hacemos un esfuerzo extra por ver a esos familiares y amigos que, aunque los tengamos cerca, apenas tenemos tiempo durante el año para visitar. Los quehaceres y el estrés diario nos dificultan sacar un par de horas a la semana para ver a nuestro primo favorito o nuestros amigos de la Universidad. Estas son las fechas en las que todos entendemos las obligaciones diarias como algo secundario, y nos permitimos tomarnos un tiempo para estar con esos seres queridos y disfrutar de largas charlas.

    Si en cambio has decidido salir de viaje, es un momento estupendo para conocer gente nueva, con otra cultura e ideas distintas, que te permitan abrir tu mente a pensamientos diferentes y compartir puntos de vista.

  2. Agradecer lo que se tiene. Las obligaciones diarias, la exigencia de hacerlo todo con rapidez, los atascos y las notificaciones, no nos permiten valorar lo que estamos haciendo y todo lo que conseguimos con ello. Estas fechas de desconexión, son un momento estupendo para parar un momento, recapitular,  valorar el esfuerzo que hacemos a diario y dar gracias por todo lo que vamos consiguiendo.

  3. Disfrutar la gastronomía. Tanto si nos quedamos en casa como si salimos de viaje, es innegable que son fechas para disfrutar de largas y copiosas comidas entre familiares, compañeros y amigos, o incluso con desconocidos si hemos decidido viajar. Además, es un momento estupendo para poner en práctica las aptitudes del trabajo en equipo, comunicación y liderazgo aprendidas durante el año, ya que nos van a ser de utilidad en cualquier entorno en el que vayamos.

  4. Adoptar una visión innovadora. Desconectar de nuestro día a día, viajando o simplemente tomándonos un tiempo para nosotros, nos ayuda a ver las cosas con perspectiva y ampliar nuestros horizontes. Abrir la mente a ver las cosas desde un punto de vista más relajado, o desde una visión diferente inspirada por otra cultura, nos ayuda a pensar de forma más innovadora, y nos sugiere ideas que después podemos aplicar en nuestros proyectos en la empresa.

  5. Está mundialmente aceptado desconectar del trabajo. Las Navidades son los únicos días del año en los que la mayor parte del mundo se permite desconectar del trabajo y obligaciones, y centrarse en las personas cercanas. Al ser fechas en las que, por convenciones sociales, todos tomamos esta actitud, los clientes no llaman y de hacerlo, van a comprender con mayor facilidad que hayas decidido tomar un descanso. ¡Probablemente ellos lo estén haciendo también!

 

Así que sea como fuere, desde Opem te deseamos que descanses, desconectes y por supuesto, disfrutes de unas Felices Fiestas.

 

Equipo OPEM

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *