La formación en la empresa: cuáles son sus beneficios

El beneficio de la formación es tanto para el trabajador, como para la empresa, ya que para ambos constituye la mejor inversión para enfrentar los retos del futuro.

De hecho, para muchos es fundamental que cualquier cambio que se genere en el mercado exija una actualización de la formación de los RRHH en las empresas.

 

Pero, ¿en qué consisten las formaciones para empresa?

 

La formación es el proceso de capacitación de los recursos humanos de la empresa. Para que una persona pueda cubrir las necesidades de su puesto de trabajo no basta con las aptitudes precisas para ello y sea orientado adecuadamente, sino que requiere de una formación. Incluso las personas que ya se encuentran dentro de la empresa necesitan formarse para nuevos destinos, para su futura promoción a niveles directivos, para gozar de la versatilidad precisa para trabajos diferentes.

 

El plan de formación debe responder a las demandas de la dirección ejecutiva de la empresa en relación con los problemas reales que ésta plantee dentro de su plan global de mejora de la productividad y de la competitividad.

Por todo ello, las empresas comienzan a ser conscientes de que deben valorar la formación de sus empleados como una inversión, y no un gasto, como se venía considerando hasta ahora. Asimismo, la formación ofrecida por parte de la empresa suscita en el empleado una mayor confianza en la organización, unido a un sentimiento de adhesión muy positivo para la empresa, ya que evita la rotación permanente de trabajadores.

 

 

Ventajas de la formación para las empresas

Las empresas son las principales beneficiarias de la formación empresarial:

  • Mejora la cualificación de los trabajadores.
  • Adapta la empresa a las últimas tendencias del mercado, incorporando las nuevas tecnologías y sistemas de gestión y organización.
  • Facilita consolidar y transmitir la misión, la cultura y los valores de la empresa.
  • Mejora la productividad, la competitividad y la rentabilidad de la empresa.
  • Incrementa la calidad de los productos y servicios.
  • Favorece la investigación e innovación en nuevos productos.
  • Aumenta el compromiso de la plantilla con la compañía.

 

Ventajas de la formación para los empleados

Los trabajadores también ganan mucho con la formación empresarial:

  • Amplían conocimientos, habilidades y destrezas.
  • Favorece la integración social de cada empleado.
  • Aumenta la satisfacción, motivación y participación de la plantilla.
  • Permite mejores formas de trabajar y el uso de nuevas tecnologías.
  • Incrementa la seguridad en el empleo.
  • Disminuye el número de accidentes laborales.
  • Potencia al trabajador para asumir responsabilidades, tomar decisiones eficientes y resolver problemas.
  • Mejora la eficiencia en los procesos.

 

Vemos que son múltiples las ventajas que ofrece, por lo que desde Opem Universidades te animamos a que inviertas en ello, estamos disponibles para potenciar a vuestros empleados a través del mejor plan formativo.

 

 

Equipo de  Opem

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2016 Campus y Empresa by Opem Universidades | Política de Privacidad