Claves para una comunicación interna eficaz en tu empresa

La comunicación interna es un aspecto fundamental para que una empresa funcione a la perfección. De hecho, las grandes compañías y organizaciones han sabido siempre que el primer público en el que hay que pensar para lograr metas es el equipo humano que sustenta su negocio.

Es decir, uno de los aspectos clave de una empresa es su personal.

 

 

¿En qué se basa la comunicación interna?

 

Básicamente, la comunicación interna es una herramienta de management que fomenta el diálogo interno, como soporte para lograr un mayor grado de compromiso y una mejor aportación de los profesionales al logro de los objetivos de la organización. Por lo tanto es imprescindible para la sostenibilidad de la empresa y su crecimiento. 

Lo que se pretende es que la comunicación no sea unidireccional, sino que se logre un feedback constante y una participación habitual.

Con un buen plan de acción y una buena estrategia te permitiría aprovechar nuevas oportunidades en tu empresa, controlar cualquier crisis y mejores niveles de desempeño.

 

 

¿Qué beneficios tiene la comunicación interna?

 

Entre otras muchas cosas, las políticas de comunicación interna favorecen los siguientes aspectos de tu organización:

  • Mejora de la efectividad de la empresa. Cuando los trabajadores conocen mucha información de la empresa, los valores que diferencian a esa empresa de sus competidores, etc. se sienten escuchados y partícipes desde su puesto de trabajo en los logros alcanzados. Por lo tanto, mejorará su trabajo en equipo y su trabajo individual. Mejorará su compromiso.
  • Mantiene informados a todos los trabajadores de lo que sucede a la empresa. Esto evitará sorpresas y malentendidos.
  • Permite que la resolución de problemas sea más eficaz y sencilla. Al haber comunicac
  • ión se produce feedback, y si éste se produce, los trabajadores pueden aportar soluciones o ideas novedosas.
  • Rapidez ante la respuesta de los cambios.
  • Promueve la confianzay las buenas relaciones entre trabajadores: ya que se evitan problemas de territorialidad.
  • Da sentido de pertenencia a la organización: se genera un sentimiento de unidad, de que las ideas y opiniones de los trabajadores son escuchadas y valoradas, de que todos trabajan juntos para llegar a la misma meta.

 

 

Claves para una buena comunicación interna

 

Las principales claves para que se lleve a cabo una buena comunicación interna eficaz son:

  • La escucha activa. La escucha activa capta el feedback  Además, como hemos comentado anteriormente, fomenta que cada trabajador se sienta comprometido y totalmente íntegro en la empresa.
  • Planificación estratégica. La empresa ha de crear estrategias en función del público objetivo al que se dirige. Los mensajes y los contenidos para los empleados no son los mismos que se crean para los clientes o los proveedores.
  • Compromiso transversal. Para lograr la implicación del equipo de base, antes ha de conseguirse la del equipo directivo de la empresa. Los líderes marcan el camino que el resto sigue. Es importante disponer de colaboradores internos que faciliten la comunicación entre los grupos de personas que integran la organización. Todos han de compartir un objetivo común, una misma meta. Los trabajadores no solo tienen que conocer la misión y la visión de la empresa, sino que tienen que vivir sus valores y sentirlos propios. Fomentar el sentimiento de unidad.
  • Transparencia y asertividad. Para ganarse la confianza de todos los trabajadores es importante que la empresa se muestre totalmente transparente, y esto se consigue a través de la comunicación de los directivos. Los directivos han de contar lo que pasa a sus respectivos equipos. Así, las personas son conscientes de la importancia de sus derechos, pero también de sus obligaciones, del respeto y de la libertad individual. 
  • Crear una cultura colaborativa. La cooperación debe ser reconocida. De esta manera, conseguirá reforzar la confianza y la autoestima de cada miembro del grupo. La colaboración se consigue a partir de la participación. 
  • No temer al cambio. En un mundo de continuo avance, los trabajadores tienen que ser verdaderos actores del cambio. La empresa ha de ser flexible y no enrocarse en patrones conservadores que limiten la innovación. 
  • Incluir la estrategia de comunicación interna en los programas de la empresa. La estrategia de comunicación internaha de estar incluida y adaptada a los diferentes programas de la corporación: de acogida de empleados, de formación, de voluntariado, etc.
  • Optimizar la tecnología. La empresa ha de crear contenidos que sean atractivospara sus trabajadores, fáciles de asimilar y ver. Los vídeos virales o documentos multimedia son buenos recursos para conseguirlo.
  • Sencillez y claridad para conseguir el impacto deseado. Los mensajes que lance la empresa a su equipo humano han de ser sencillos y claros para no crear dudas o confusión. Para ello, han de responder a los objetivos de informar, persuadir, recordar, conversar y aportar.

 

En definitiva, la comunicación interna seguirá siendo una parte vital de las estrategias de las empresas a las que hay que dedicar especial atención para alcanzar los objetivos y conseguir que la organización sea rentable y altamente competitiva.

 

 

Equipo de  Opem

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2016 Campus y Empresa by Opem Universidades | Política de Privacidad