Opem Universidades - info@opemuniversidades.com

Gamificación, ¿Motivar jugando?

Como decíamos en el último post, la gamificación viene a complementar, con gran fuerza, otras estrategias y formas de generar compromiso en las organizaciones.

Pero… ¿A que se refiere el término de GAMIFICACIÓN?

GAMIFICACIÓN es convertir en un juego auto-motivado cualquier objetivo que tenga interés para la organización y que deba ser alcanzado por una persona o un grupo de personas a través de sus acciones y/o contribuciones.

GAMIFICACIÓN engloba todo aquello que es necesario para abordar esta nueva forma de establecer relaciones entre empresa y nuevos perfiles de empleados en un entorno digital:

 Permite modificar comportamientos y hábitos de forma “honesta y transparente” ya que se trabaja sobre la motivación intrínseca del empleado y es el propio trabajador el que, de forma voluntaria, aborda los retos y metas empresariales que se le van planteando.

Trabaja en el ámbito COMPETENCIAL, muestra en tiempo real el desarrollo que cada empleado va alcanzando, su nivel de logro.

Fomenta la AUTONOMÍA, le permite al empleado tomar diferentes opciones y/o alternativas, por lo tanto hay una capacidad de toma de decisiones que le produce sensación de libertad e independencia.

Promueve la RELACIÓN, genera en el empleado el sentimiento de pertenencia a algo más grande y que le trasciende, por tanto, sus logros son conocidos y reconocidos por el entorno).

Y permite una trazabilidad en tiempo real, es decir, los programas de gamificación se sustentan tanto en medios analógicos como digitales y son estos últimos los que permiten tener, en tiempo real, información sobre el avance y situación de cada empleado, cada grupo, cada departamento, sus logros, el desarrollo personal y grupal, dónde están encontrando dificultades, qué tipo de ayudas requieren… Al mismo tiempo que el empleado también tiene información y feed back sobre su progresión y logros.

En definitiva, estamos hablando de la gestión y análisis del dato y una gran trazabilidad de lo que está ocurriendo de acuerdo a lo que hoy se denomina gestión de BIG DATA.

La gamificación permite enfocar una meta, reto u objetivo desde el punto de vista táctico, y además, puede ser la herramienta a través de la cual se diseñe la implantación de la estrategia empresarial (transformación cultural, transformación digital, incorporación de nuevos valores, programas de productividad, programas de eficiencia, programas de desarrollo, knowledge management…).

Por lo tanto, al igual que en el ámbito del Marketing, en el ámbito de la gestión del talento la gamificación  permite la incorporación de dinámicas y procesos de trabajo que facilitan esta nueva forma de relación entre la empresa y el empleado.

Al final, las estructuras muy jerarquizadas que no facilitan la visibilidad sobre los desempeños individuales tienden a desaparecer, ya que las nuevas generaciones demandan reconocimiento y “visibilidad”, se mueven por proyecto, y quieren ser recompensados y valorados por su aportación directa.

 

Sonia de Ansorena

¿Te pareció interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2016 Campus y Empresa by Opem Universidades